Contacto
 
Buscar: Artículos
@habitat_intl
@hicpresident
 

Temas de interés de HIC en la Agenda Urbana

Global, Marzo 2017


Captura de pantalla 2017-03-01 a la(s) 17.35.42.pngPor considerarlo de gran utilidad, publicamos a continuación un documento que preparamos en HIC-AL para nuestra membrecía con el fin de resaltar los artículos de la Agenda Urbana que se relacionan más con nuestro trabajo diario. Para su realización, nos enfocamos principalmente en visibilizar el derecho a la ciudad, el derecho a una vivienda adecuada, el derecho al agua y la Producción Social del Hábitat.

En caso de temas repetidos en varios artículos, buscamos escoger el que lo trata más ampliamente y decidimos recortar algunos fragmentos con el fin de facilitar su lectura y uso.

 

Presiona este enlace o la imagen para descargar el documento en PDF.

 

Temas de interés de HIC en la Agenda Urbana


Nuestro ideal común

11.    Compartimos el ideal de una ciudad para todos, refiriéndonos a la igualdad en el  uso  y  el  disfrute  de  las  ciudades  y  los  asentamientos  humanos,  y  buscando promover la integración y garantizar que todos los habitantes, tanto de las generaciones presentes como  futuras,  sin  discriminación de  ningún  tipo,  puedan crear   ciudades   y   asentamientos   humanos   justos,   seguros,   sanos,   accesibles, asequibles,  resilientes  y  sostenibles,  y  habitar  en  ellos,  a  fin  de  prom over  la prosperidad y la calidad de vida para todos. Hacemos notar los esfuerzos de algunos gobiernos nacionales y locales para consagrar este ideal, conocido como “el derecho a la ciudad”, en sus leyes, declaraciones políticas y cartas.

12.    Nuestro objetivo es lograr ciudades y asentamientos humanos donde todas las personas puedan gozar de igualdad de derechos y oportunidades, con respeto por sus libertades fundamentales, guiados por los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas,  incluido  el  pleno  respeto  del  derecho  internacional.  A  este respecto, los fundamentos de la Nueva Agenda Urbana son la Declaración Universal de  Derechos  Humanos 11,  los  tratados  internacionales  de  derechos  humanos,  la Declaración del Milenio 12  y el documento final de la Cumbre Mundial de 2005 13, y se basan asimismo en otros instrumentos, como la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo14.

13.    Imaginamos ciudades y asentamientos humanos que:

a)      Cumplen su función social, entre ellas la función social y ecológica de la tierra, con miras a lograr progresivamente la plena realización del derecho a una vivienda  adecuada  como  elemento  integrante  del  derecho  a  un  nivel  de  vida adecuado, sin discriminación, el acceso universal al agua potable y al saneamiento, así como la igualdad de acceso de todos a los bienes públicos y servicios de calidad en esferas como la seguridad alimentaria y la nutrición, la salud, la educación, las infraestructuras, la movilidad y el transporte, la energía, la calidad del aire y los medios de vida;

b)      Alientan la participación, promueven la colaboración cívica, generan un sentimiento de pertenencia y propiedad entre todos sus habitantes, otorgan prioridada  la  creación  de  espacios  públicos  seguros,  inclusivos,  accesibles,  verdes  y  de calidad  que  crean  las  condiciones  adecuadas  para  las  familias,  contribuyen  a mejorar  la  interacción  social  e  intergeneracional, las  expresiones culturales  y  la participación política, según proceda, y fomentan la cohesión social, la inclusión y la   seguridad   en   sociedades   pac íficas   y   pluralistas,   donde   se   satisfacen   las necesidades de todos los habitantes, reconociendo las  necesidades específicas de aquellos en situaciones de vulnerabilidad;

c)      Logran la  igualdad de  género  y  empoderan a  todas las  mujeres y  las niñas, asegurando la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de derechos en todas las esferas y en los puestos de liderazgo en todos los niveles de adopción de decisiones, garantizando el acceso a un trabajo decente y el principio de  igual remuneración por  igual trabajo o  trabajo  de  igual  valor,  para  todas las mujeres, y previniendo y eliminando todas las formas de discriminación, violencia y acoso contra las mujeres y las niñas en espacios públicos y privados;

d)      Afrontan los desafíos y aprovechan las oportunidades de un crecimiento económico inclusivo y sostenible, presente y futuro, sacando los mejores frutos de la urbanización en aras de la transformación estructural, la alta productividad, las actividades   con   valor   añadido   y   la   eficiencia   en   el uso   de   los   recursos, aprovechando  las   economías  locales  y   tomando  nota   de   la   contribución  de
la economía informal, al tiempo que prestan apoyo a la transición sostenible hacia una economía estructurada;

e)   Cumplen  sus  funciones  territoriales  más  allá  de  los  límites administrativos  y  actúan  como  centros  e  impulsores  del  desarrollo  urbano  y territorial equilibrado, sostenible e integrado a todos los niveles;

f)      Promueven la planificación basada en la edad y el género e inversiones para  una  movilidad  urbana  sostenible,  segura  y  accesible  para  todos,  así  como sistemas de transporte de pasajeros y de carga que hacen un uso eficiente de los recursos  y  que  facilitan  un  vínculo  efectivo  entre  las  personas,  los  luga res,  los bienes, los servicios y las oportunidades económicas;

g)      Aprueban y ponen en práctica políticas de reducción y gestión de los riesgos  de  desastres,  reducen  la  vulnerabilidad,  aumentan  la  resiliencia  y  la capacidad  de  respuesta  ante  los peligros  naturales  y  humanos  formuladas,  y fomentan la mitigación y la adaptación al cambio climático;

h)      Protegen, conservan, restablecen y promueven sus ecosistemas, recursos hídricos, hábitats naturales y la diversidad biológica, reducen al mínimo su impacto ambiental y transitan hacia la adopción de modalidades de consumo y producción sostenibles.

Nuestros principios y compromisos

14.   Para lograr nuestro ideal, resolvemos adoptar una Nueva Agenda Urbana guiándonos por los siguientes principios interrelacionad os:

a)      No dejar a nadie atrás, lo que supone poner fin a la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluida la erradicación de la extrema pobreza, garantizar la igualdad de derechos y oportunidades, la diversidad socioeconómica y cultural y la integración  en  el  espacio  urbano,  mejorar  la  habitabilidad,  la  educación,  la


seguridad  alimentaria  y  la  nutrición,  la  salud  y  el  bienestar,  entre  otras  cosas, poniendo fin a las epidemias del VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria, promover la seguridad y la eli minación de la discriminación y todas las formas de violencia, garantizar la participación pública aumentando el acceso seguro y equitativo para todos, y facilitar el acceso equitativo para todos a la infraestructura física y social y los servicios básicos, así como a una vivienda adecuada y asequible;

b)      Asegurar el  desarrollo de  economías  urbanas  sostenibles e  inclusivas, aprovechando los beneficios que se derivan de la aglomeración resultante de una urbanización  planificada,  incluida  la  alta  productivid ad,  la  competitividad  y  la innovación,  lo  que  supone  fomentar  el  empleo  pleno  y  productivo  y  el  trabajo decente  para  todos,  garantizar  la  creación  de  empleos  decentes  y  el  acceso equitativo para todos a las oportunidades y los recursos económicos y product ivos, impedir la especulación de los terrenos, promover la tenencia segura de la tierra y gestionar la contracción de las zonas urbanas, cuando proceda;

c)      Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, promoviendo el uso de la  energía  no  contaminante y  el  uso  sostenible de  la  tierra  y  los recursos en  el desarrollo urbano, protegiendo los ecosistemas y la diversidad biológica, entre otras cosas  alentando  la  adopción  de  estilos  de  vida  saludables  en  armonía  con  la naturaleza;   alentando    modalidades   de    cons umo    y    producción   sostenibles, fortaleciendo la resiliencia urbana, reduciendo los riesgos de desastre, y mitigando el cambio climático y poniendo en práctica medidas de adaptación a este.

15.    Nos comprometemos a  trabajar en  pro  de  un  cambio de  paradigma urban o hacia la adopción de una Nueva Agenda Urbana que:

a)      Reorientará  la  manera  de  planificar,  financiar,  desarrollar,  dirigir  y gestionar las ciudades y los asentamientos humanos, reconociendo que el desarrollo urbano  y  territorial  sostenible  es  un  element o  indispensable  para  alcanzar  el desarrollo sostenible y la prosperidad para todos;

b)      Reconocerá  la  función  rectora  de  los  Gobiernos  nacionales,  según proceda, en la definición y aplicación de políticas urbanas inclusivas y eficaces y leyes para el desarrollo urbano sostenible, así como las contribuciones igualmente importantes de los gobiernos subnacionales y locales, de la sociedad civil y otros interesados pertinentes, de manera transparente y responsable;

c)      Adoptará  enfoques  de  desarrollo  urbano  y   territorial  sostenibles  e integrados, centrados en las personas, que tengan en cuenta la edad y el género, mediante la aplicación de políticas, la formulación de estrategias, la creación de capacidad y la adopción de medidas a todos los niveles, sobre la b ase de factores impulsores del cambio fundamentales, a saber:

i)      La elaboración e implementación de políticas urbanas en el nivel adecuado, por ejemplo, el establecimiento de asociaciones locales y nacionales y de múltiples interesados, la creación de si stemas integrados de ciudades y asentamientos humanos, y la promoción de la cooperación entre todos los niveles de gobierno para poder lograr el desarrollo urbano sostenible e integrado;

ii)     El  fortalecimiento  de  la  gobernanza  urbana,  con  instituciones sólidas y mecanismos que empoderen e incluyan a los interesados de las zonas urbanas, así como mecanismos de control adecuados y auditorías, que faciliten una mayor previsibilidad y coherencia en los planes de desarrollo  urbano  para  permitir  la  inclusión  s ocial,  el  crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y la protección del medio ambiente;

iii)    La   reactivación   de   la   planificación   y   el   diseño   urbanos   y territoriales integrados y a largo plazo a fin de optimizar la dimensión espacial de la configuración urbana y poner en práctica los resultados positivos de la urbanización;

iv)   El apoyo a los marcos e instrumentos de financiación eficaces, innovadores y sostenibles que permitan reforzar las finanzas municipales y los sistemas fiscales locales a fin de crear, mantener y compartir de manera inclusiva el valor generado por el desarrollo urbano sostenible.


Plan de aplicación de Quito para la Nueva Agenda Urbana


El desarrollo urbano sostenible para la inclusión social y la erradicación de la pobreza


31.    Nos  comprometemos  a  promover  políticas  en  materia  de  viv ienda  a  nivel nacional, subnacional y local que respalden la realización progresiva del derecho a una vivienda adecuada para todos como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, que luchen contra todas las formas de discriminación y viol encia e impidan los desalojos forzosos arbitrarios, y que se centren en las necesidades de las personas sin hogar, las personas en situaciones vulnerables, los grupos de bajos ingresos  y   las   personas  con  discapacidad,  y  propicien  al   mismo  tiempo  la participación y colaboración de las comunidades y los interesados pertinentes en la planificación  y   aplicación  de   esas  políticas,  entre  otras   cosas,  apoyando  la producción   social   del   hábitat,   de   conformidad   con   la   legislación   y   las normas nacionales.

32.  Nos comprometemos a promover el desarrollo de políticas y enfoques habitacionales integrados que tengan en cuenta la edad y el género en todos los sectores, en particular en los ámbitos del empleo, la educación, la atención de la salud y la integración social, y a to dos los niveles de gobierno; políticas y enfoques que   incorporen  la   asignación  de   viviendas  asequibles,  accesibles,  eficientes, seguras, resilientes, bien conectadas y bien ubicadas, prestando especial atención al factor de proximidad y al fortalecimiento de la relación espacial con el resto del entramado urbano y las esferas funcionales cercanas.

33.    Nos comprometemos a estimular la provisión de diversas opciones de vivienda adecuada que sean seguras, asequibles y accesibles para los miembros de diferentes
grupos de ingresos de la sociedad, teniendo en cuenta la integración socioeconómica y cultural de las comunidades marginadas, las personas sin hogar y las personas en situaciones de vulnerabilidad y evitando la segregación. Adoptaremos medidas positivas para mejorar las condiciones de vida de las personas sin hogar, con miras a facilitar su plena participación en la sociedad, y para prevenir y eliminar la falta de hogar, así como para combatir y eliminar su tipificación como delito.

34.    Nos  comprometemos  a  promo ver  el  acceso  equitativo  y  asequible  a  la infraestructura  física  y  social  básica  sostenible  para  todos,  sin  discriminación, incluido  el  acceso  a  terrenos  habilitados  y  asequibles, a  la  vivienda,  la  energía renovable  y  moderna,  el  agua  potable  y  el  saneamie nto,  la  alimentación  sana, nutritiva  y  suficiente,  la  eliminación  de  desechos,  la  movilidad  sostenible,  la atención de la salud y la planificación de la familia, la educación, la cultura y las tecnologías de la información y las comunicaciones. Nos comprom etemos también a velar por que esos servicios tengan en cuenta los derechos y las necesidades de las mujeres,  los  niños  y  los  jóvenes,  las  personas  de  edad  y  las  personas  con discapacidad, los migrantes, los pueblos indígenas y las comunidades locales, seg ún proceda, y los de otras personas en situaciones de vulnerabilidad. A este respecto, alentamos la eliminación de barreras jurídicas, institucionales, socioeconómicas y físicas.

35.    Nos comprometemos a promover, al nivel apropiado de gobierno, incluidas las administraciones subnacionales y locales, el aumento de la seguridad de la tenencia para  todos,  reconociendo  la  pluralidad  de  tipos  de  tenencia,  y  a  desarrollar soluciones ajustadas a distintos fines que tengan en cuenta la edad y el género y adecuadas al  medio ambiente en el conjunto de los derechos sobre la tierra y la propiedad, prestando especial atención a la seguridad de la tenencia de la tierra en el caso de la mujer como elemento fundamental para su empoderamiento, entre otras cosas mediante sistemas administrativos eficaces.

36.    Nos  comprometemos a  promover  medidas adecuadas en  las ciudades  y  los asentamientos humanos que faciliten el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad  de  condiciones  con  las  demás,  al  entorno  físico  de  las  ciudades,  e n particular a los espacios públicos, el transporte público, la vivienda, la educación y los servicios de salud, la información pública y las comunicaciones (incluidas las tecnologías y sistemas de la información y las comunicaciones) y a otros servicios e instalaciones abiertos o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales.

37.    Nos comprometemos a  promover la  creación de  espacios públicos seguros, inclusivos, accesibles, verdes y de calidad, incluidas calles, aceras y carriles para ciclistas, plazas, paseos marítimos, jardines y parques, que sean zonas multifuncionales para  la  interacción social  y  la  inclusión, la  salud  humana  y  el bienestar, el intercambio económico y la expresión cultural y el diálogo entre una amplia diversidad de personas y cultura s, y que estén diseñados y gestionados de manera tal que garanticen el desarrollo humano, construyan sociedades pacíficas, inclusivas  y  participativas,  y  promuevan  la  convivencia,  la  conectividad  y  la inclusión social.

38.    Nos comprometemos a aprovechar de fo rma sostenible el patrimonio natural y cultural,  tanto  tangible  como  intangible,  en  las  ciudades  y  los  asentamientos humanos, según proceda, mediante políticas urbanas y territoriales integradas e inversiones adecuadas en los planos nacional, subnacional y local, para salvaguardar y promover las infraestructuras y los sitios culturales, los museos, las culturas y los idiomas indígenas, así como los conocimientos y las artes tradicionales , destacando el papel que estos desempeñan en la rehabilitación y la r evitalización de las zonas urbanas y en el fortalecimiento de la participación social y el ejercicio de la ciudadanía.

39.    Nos comprometemos a promover un entorno seguro, saludable e inclusivo en las  ciudades  y  los  asentamientos humanos  que  permita  a  todos  vi vir,  trabajar  y participar en la vida urbana sin temor a la violencia y la intimidación, teniendo en cuenta  que  las  mujeres  y  las  niñas,  los  niños  y  los  jóvenes  y  las  personas  en situaciones vulnerables suelen verse especialmente afectados. Trabajaremos ta mbién en pro de la eliminación de las prácticas nocivas contra las mujeres y las niñas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.

40.    Nos   comprometemos   a   aceptar   la   diversidad   en   las   ciudades   y   los asentamientos humanos, a fortalecer la cohesión social, el diálogo intercultural y la comprensión, la tolerancia, el respeto mutuo, la igualdad de género, la innovación, el espíritu empresarial, la inclusión, la identidad y la seguridad y la dignidad de todas las personas, así c omo a fomentar la habitabilidad y una vibrante economía urbana.  Nos  comprometemos  también  a  adoptar  medidas  para  garantizar  que nuestras instituciones locales promuevan el pluralismo y la coexistencia pacífica en sociedades cada vez más heterogéneas y multiculturales.

41. Nos comprometemos a promover el establecimiento de mecanismos institucionales, políticos, jurídicos y financieros en las ciudades y los asentamientos humanos  a  fin  de  ampliar  las  plataformas  inclusivas,  en  consonancia  con  las políticas nacionales, que permitan una participación significativa en los procesos de adopción de decisiones, la planificación y los procesos de seguimiento universales, así  como la  mejora de la participación de la sociedad civil y el suministro y la producción conjuntos.

42.    Apoyamos a los gobiernos subnacionales y locales, según corresponda, en el cumplimiento de su función clave en el fortalecimiento de la interfaz entre todos los interesados pertinentes, ofreciendo oportunidades de diálogo, incluso mediante enfoques que tengan en cuenta la edad y el género, prestando especial atención a las posibles  contribuciones  de  todos  los  segmentos  de  la  sociedad,  incluidos  los hombres y las mujeres, los niños y los jóvenes, las personas de edad y las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y las comunidades locales, los refugiados, los desplazados internos y los migrantes, independientemente de su situación migratoria,  sin  discriminación  por  motivos  de  raza,  religión,  origen  étnico  o condición socioeconómica.


Prosperidad urbana sostenible e inclusiva y oportunidades para todos


46.   Nos comprometemos a promover la función de las viviendas asequibles y sostenibles y la financiación de la v ivienda, en particular la producción social del hábitat, en el desarrollo económico, y la contribución del sector para estimular la productividad en otros sectores económicos (...)

49.    Nos comprometemos a prestar apoyo a los sistemas territoriales que integran las funciones urbanas y rurales en los marcos espaciales nacion ales y subnacionales y los sistemas de ciudades y asentamientos humanos, promoviendo con ello la ordenación y el uso sostenibles de los recursos naturales y la tierra, garantizando el suministro fiable y las cadenas de valor que conectan a la oferta y la d emanda en las zonas urbanas y rurales para fomentar el desarrollo regional equitativo en todo el proceso continuo de las zonas urbanas y rurales y colmar las brechas sociales, económicas y territoriales.

50.    Nos comprometemos a alentar la interacción y la con ectividad entre las zonas urbanas y rurales mediante el fortalecimiento de la movilidad y el transporte sostenibles y la tecnología y las redes de comunicación e infraestructura, sobre la base de instrumentos de planificación fundados en un enfoque urbano y territorial integrado, a fin de aprovechar al máximo el potencial de esos sectores para mejorar la  productividad, la  cohesión social, económica y territorial ,  y la  seguridad y la sostenibilidad ambiental. Ello debería incluir la conectividad entre las ci udades y sus alrededores, y entre las zonas periurbanas y rurales, así como una mayor interrelación entre la tierra y el mar, cuando proceda.

51.    Nos comprometemos a fomentar (…)estrategias de relleno de espacios vacíos o de planificación de nuev as extensiones, según  proceda, con  el  fin  de  impulsar las  economías de  escala  y  aglomeración, reforzar la planificación del sistema alimentario y aumentar la eficiencia en el uso de los recursos, la resiliencia urbana y la sostenibilidad ambiental.

52.    Alentamos (…)  el  logro de  densidades demográficas sostenibles, y el diseño compacto y la integración de nuevos barrios en el entramado urbano, impidiendo la expansión urbana y la marginación.


54.    Nos  comprometemos  a  generar  y  utilizar  energía  renovable  y  asequible  y servicios e infraestruc turas de transporte sostenibles y eficaces (…). Nos comprometemos también a prestar especial atención a las necesidades de energía y transporte de toda la población, en particular los pobres y las personas que viven en asentamientos infor males. (…)


57.   Nos comprometemos a promover, según corresponda, el empleo pleno y productivo, el trabajo decente para todos y las oportunidades de subsistencia en las ciudades   y   los   asentamientos   humanos,   prestando   especial   atención   a   las necesidades   y   posibilidades   de   las   mujeres,   los   jóvenes,   las   personas   con discapacidad, los pueblos indígenas y las comunidades locales, los refugiados y los desplazados internos y los migrantes, en particular los más pobres y aquellos en situaciones de vulnerabilidad, y promover la no discriminación en el acceso a oportunidades de generación de ingr esos legales.

58.    (…). Nos comprometemos también a abordar los retos a los que se enfrentan (…) las cooperativas en toda la cadena de valor, en par ticular los negocios y las empresas de la economía social y solidaria que operan tanto en el sector estructurado como el no estructurado de la economía.

59.    Nos comprometemos a reconocer la contribución de los pobres que trabajan en el sector no estructurado de la economía, particularmente las mujeres, incluidos los trabajadores no remunerados domésticos y migrantes, a las economías urbanas, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales. (…)


Desarrollo urbano resiliente y ambientalmente sostenible

63.    Reconocemos que las ciudades y los asentamientos humanos se enfrentan a amenazas sin precedentes de las pautas insostenibles de consumo y producción, la pérdida de biodiversidad, la presión sobre los ecosistemas, la contaminación, los desastres naturales y los causados por los seres humanos, el cambio climático y los riesgos conexos, socavando los esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus formas y dimensiones y lograr el desarrollo sostenible Habida cuenta de las tendencias demográficas de las ciu dades y su papel fundamental en la economía mundial, los esfuerzos de mitigación y adaptación relacionados con el cambio climático y el uso de los recursos y los ecosistemas, la forma en que esas ciudades se   planifican,   financian,   urbanizan,   construyen,   go biernan   y   gestionan   tiene repercusiones directas en la sostenibilidad y la resiliencia mucho más allá de las fronteras de las zonas urbanas.

65.    Nos  comprometemos  a  facilitar  la  ordenación  sostenible  de  los  recursos naturales en las ciudades y los asentamientos hum anos de una forma que proteja y mejore los ecosistemas urbanos y los servicios ambientales, reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación del aire y promueva la reducción y  la  gestión  del  riesgo  de  desastres, (…)   


69.    Nos comprometemos a preservar y promover la función social y ecológica de las tierras (…). Nos comprometemos también a promover  el  uso  sostenible  de  la  tierra,  a  ma ntener  unas  densidades  y  una compacidad adecuadas al ampliar las zonas urbanas a fin de prevenir y a contener el crecimiento incontrolado de las ciudades y prevenir los cambios innecesarios del uso  de  las  tierras  y  la  pérdida  de  tierras  productivas  y  ecosi stemas  frágiles  e importantes.

70.    Nos comprometemos a apoyar la prestación local de bienes y servicios básicos y  a  aprovechar  la  proximidad  de  los  recursos (…).

71.    Nos comprometemos a fortalecer la gestión sostenibl e de los recursos, entre ellos la tierra, el agua (los océanos, los mares y los recursos de agua dulce), la energía, los materiales, los bosques y los alimentos, prestando especial atención a la gestión racional desde el punto de vista ambiental y la reduc ción al mínimo de todos los desechos, los productos químicos peligrosos, incluidos los contaminantes del aire y del clima de corta vida, los gases de efecto invernadero y el ruido, y de tal manera que se tengan en cuenta los vínculos entre las zonas urbana s y las rurales, las cadenas de valor y de suministro funcionales en relación con su repercusión y sostenibilidad ambientales, y que se luche por lograr una transición hacia una economía circular al tiempo que se facilita la conservación de los ecosistemas , su regeneración,  su  restablecimiento  y   su  resiliencia  frente  a   los  retos  nuevos y emergentes.

73.    Nos comprometemos a promover la conservación y la u tilización sostenible del agua mediante la rehabilitación de los recursos hídricos en las zonas urbanas, periurbanas y rurales, la reducción y el tratamiento de las aguas residuales, la reducción al mínimo de las pérdidas de agua, el fomento de la reutiliz ación del agua y el aumento de su almacenamiento, su retención y su recarga, teniendo en cuenta el ciclo hidrológico.

76.    (…). Nos comprometemos a establecer unas instalaciones seguras de reciclaje y recuperación de  materiales,  fomentar  la  creación  de  edificios  sostenibles  y  resilientes  y  dar prioridad a la utilización de materiales locales, n o tóxicos y reciclados y pinturas y revestimientos libres de aditivos de plomo.

Aplicación efectiva

81.  Reconocemos  que  para  aplicar  los  compromisos  de  transformación establecidos en la Nueva Agenda Urbana harán falta marcos normativos propicios en los planos nacional, subnacional y local, integrados por la planificación participativa y la gestión del desarrollo espacial urbano, y medios eficaces de ejecución, complementados mediante cooperación internacional y actividades de creación de capacidad, por ejemplo el interca mbio de mejores prácticas, políticas y programas entre los gobiernos a todos los niveles.


Levantar la estructura de gobernanza urbana: establecer un marco de apoyo


86.    Consolidaremos la aplicación efectiva de la Nueva Agenda Urbana en políticas urbanas inclusivas, aplicables y participativas (…)

90.   (…) Adoptaremos medidas para promover la participación plena y eficaz de la mujer y la igualdad de derechos en todos los ámbitos y en el lide razgo a todos los niveles de toma de decisiones, en particular en los gobiernos locales.

91.    (…) Alentaremos marcos normativos adecuados y apoyaremos a los gobiernos locales para que se alíen con las comunidades, la sociedad civil (…)para desarrollar y gestionar infraestructuras y servicios básicos, y velaremos por que se preserve el interés público y se definan con claridad objetivos, responsabilidades y mecanismos de rendición de cuentas concisos.

92.    Promoveremos  enfoques  participativos  (…)basados  en  nuevas  formas  de asociación directa entre todos los niveles de gobierno y la sociedad civil (…) 

Planificación y gestión del desarrollo espacial urbano

96.    (…) promoveremos los mecanismos de cooperación intermunicipal y las alianzas entre las zonas rurales y urbanas sobre la base de los territorios funcionales y las zonas urbanas como instrumentos eficaces para realizar tareas  administrativas municipales y  metropolitanas, prestar  servicios públicos  y promover el desarrollo local y regional.

97.  Fomentaremos las ampliaciones urbanas y las construcciones de relleno planificadas, dando prioridad a la renovación, la regeneración y la adaptación de las zonas urbanas, según sea necesario, incluida la mejora de los barrios marginales y los asentamientos informales, construyendo edificios y espacios públicos de calidad, promoviendo enfoques integrados y participativos en los que intervengan todos los habitantes  y  los  interesados  pertinentes,  y  evitando  la  segregación  espacial  y socioeconómica y el aburguesamiento de zonas populares, y al mismo tiempo preservando el patrimonio cultural y previniendo y conteniendo el crecimiento incontrolado de las ciudades.

98.   Promoveremos una ordenación territorial y urbana integrada, incluidas las ampliaciones urbanas planificadas sobre la base de los principios de equidad, el uso eficaz y sostenible de la tierra y los recursos naturales, la compacidad, el policentrismo, la conectividad y las densidades adecuadas y los múltiples usos del espacio, así como los usos sociales y económicos mixtos en las zonas construidas, a fin  de  impedir  el  crecimie nto  urbano  incontrolado,  reducir  los  problemas  y  las necesidades de movilidad y los costos per cápita de la prestación de servicios y aprovechar la densidad y las economías de escala y de aglomeración, según proceda.

99.    Apoyaremos  la  aplicación  de  estrategia s  de  planificación  urbana,  según proceda, que faciliten una mezcla social (…)   de   manera   que   se   favorezca   la   interacció n   social   e intergeneracional y el reconocimiento de la diversidad. (…)

104.  Promoveremos el cumplimiento de los requisitos jurídicos mediante marcos de gestión sólidos e inclusivos e instituciones responsables que se ocupen del registro de la propiedad de la tierra y la gobernanza, aplicando sistemas de ordenación y uso de la tierra y de registro de la propiedad y sistemas financieros cabales que sean transparentes y sostenibles. Apoyaremos a los gobiernos locales y los interesados pertinentes, mediante diversos mecanismos, en la elaboración y la utilización de información básica  d e  inventario de  tierras,  como  catastros,  mapas de  riesgos  y valoración y registros de los precios de la tierra y la vivienda, a fin de generar datos fiables, oportunos y de calidad desglosados por ingresos, sexo, edad, raza, origen étnico,    situación    migrat oria,    discapacidad,    ubicación    geográfica    y    otras características pertinentes en el contexto nacional, datos que serán necesarios para evaluar los cambios en el valor de la tierra, y al mismo tiempo velaremos por que estos datos no se utilicen para formular políticas de uso de la tierra discriminatorias.

105.  Fomentaremos la realización progresiva del derecho a una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado. Elaboraremos y aplicaremos políticas de  vivienda a  todos los nive les en  las que  se incorpore la planificación  participativa  y  se  aplique  el  principio  de  subsidiariedad,  según proceda,  a  fin  de  asegurar  la  coherencia  entre  las  estrategias  de  desarrollo,  las políticas sobre la tierra y la oferta de vivienda en los planos nacional, subnacional y local.

106.  Promoveremos políticas de vivienda basadas en los principios de la inclusión social (…) para  viviendas  asequibles  y  sostenibles,  incluidos  los terrenos de las partes céntricas y consolidadas de las ciudades con infraestructuras adecuadas,  y  alentaremos  el  desarrollo  de  ingresos  mixtos  para  promover  la inclusión y la cohesión sociales.

107.  Alentaremos la elaboración de políticas, instr umentos, mecanismos y modelos de  financiación  que  promuevan  el  acceso  a  una  amplia  gama  de  opciones  de viviendas  asequibles  y  sostenibles,  incluidos  el  alquiler  y  otras  opciones  de tenencia,   así   como   soluciones  cooperativas  como   la   covivienda,  los   fondos fiduciarios de tierras comunitarias y otras formas de tenencia colectiva en las que se tengan en cuenta la evolución de las necesidades de las personas y las comunidades, a fin de mejorar la oferta de vivienda (especialmente para los grupos de ingresos bajos),   prevenir   la   segregación   y   los   desplazamientos   y   desalojos   forzosos arbitrarios y proporcionar una reasignación digna y adecuada. Ello incluirá el apoyo a los planes de autoedificación y construcción gradual de viviendas, con especial atención    a    los    pro gramas    de     mejora    de    los    barrios    marginales    y asentamientos informales.

108.  Apoyaremos la elaboración de políticas de vivienda que promuevan enfoques de viviendas integradas locales abordando los fuertes vínculos entre la educación, el empleo, la vivienda y la salud, de manera que se prevengan la exclusión y la segregación. Además, nos comprometemos a luchar contra la falta de vivienda y a combatir y eliminar su penalización mediante políticas específicas y estrategias selectivas de inclusión activa, por ejempl o con programas integrales, inclusivos y sostenibles de tipo “primero la vivienda”.

109.  Estudiaremos   la   posibilidad   de   aumentar   las   asignaciones   de   recursos financieros y humanos, según proceda, para mejorar y, en la medida de lo posible, prevenir  el  surgimie nto  de  barrios  marginales  y  asentamientos  informales,  con estrategias que vayan más allá de las mejoras físicas y ambientales para asegurar que los barrios marginales y los asentamientos informales se integren en las dimensiones social, económica, cultural y política de las ciudades. Estas estrategias deberían  incluir,  según  proceda,  el  acceso  a  viviendas  sostenibles,  adecuadas, seguras y asequibles, servicios sociales básicos y espacios públicos seguros, inclusivos, accesibles, ecológicos y de calidad; y d eberían promover la seguridad de la tenencia y su regularización, así como medidas para la prevención de conflictos y la mediación.

111.  Promoveremos la elaboración de normas adecuadas y aplicabl es en el sector de la  vivienda, (…) combatiremos y prevendremos la especulación, los desplazamientos,  la  falta  de  vivienda  y  los  desalojos  forzosos  arbitrarios (…).

112.  Promoveremos la aplicación de programas de desarrollo urbano sostenible con estrategias centradas en las necesidades de vivienda y las de las personas, dando prioridad a planes de vivienda bien ubicados y distribuidos a fin de evitar el levantamiento de núcleos de vivienda periféricos y aislados, desvinculados de los sistemas urbanos, con independencia del segmento socioeconómico de la población para  el  que  se  construyan,  y  proporcionando  soluciones  a  las  necesidades  de vivienda de los grupos de ingresos bajos.

120.  Trabajaremos para equipar a los servicios públicos de abastecimiento de agua y saneamiento con capacidad para aplicar sistemas de gestión sostenible de los recursos   hídricos,   incluida   la   cons ervación   sostenible   de   los   servicios   de infraestructura urbana mediante el desarrollo de la capacidad, con el objetivo de eliminar progresivamente las desigualdades y promover el acceso universal y equitativo al agua potable y asequible para todos y a ser vicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos.

121.  Garantizaremos el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos mediante la promoción de la eficiencia energética y las energías renovables  sostenibles  y  el  apoyo  a  los  esfuerzos  locales  (…)

124.  Incluiremos la  cultura  como componente prioritario de  planes  y  estrategias urbanos a la hora de aprobar los instrumentos de planificación (…)

Medios de aplicación

137.  Promoveremos las mejores prácticas para captar y compartir el aumento del valor de la tierra y los bienes resultante de los procesos de desarrollo urbano, los proyectos de infraestructura y las inversiones públicas. Quizá podrían ponerse en práctica medidas como políticas fiscales relativas a los beneficios, según proceda, a fin de impedir que estos reviertan exclusivamente en el  sector privado y que se especule con  tierras  y  bienes raíces.  Reforzaremos el  vínculo  entre los  sistemas fiscales y  la  planificación urbana, así  como  los  instrumentos de  gestión urbana, incluida la regulación del mercado de tierras. Trabajaremos para garantizar que los esfuerzos para generar finanzas basadas en la tierra no resulten en un uso y consumo insostenibles de la tierra.

153. Promoveremos la utilización sistemática de asociaciones entre múltiples interesados en los procesos de desarrollo urbano, según proceda, mediante el establecimiento de políticas, marcos y procedimientos financieros y administrativos claros   y   transparentes,   así   como   de   directrices   de   planificación   para   esas asociaciones.

154.  Reconocemos la importante contribución de las iniciativas, las asociaciones y las coaliciones de colaboración voluntaria que pretenden iniciar y mejorar la aplicación de la Nueva Agenda Urbana, destacando para ello las mejores prácticas y las soluciones innovadoras, en particular mediante la promoción de redes de coproducción entre las entidades subnacionales, los gobiernos locales y otros interesados pertinentes.

Seguimiento y examen

161.  Llevaremos  a  cabo  un  seguimiento  y  un  examen  periódicos  de  la  Nueva Agenda Urbana (…)

162.  Alentamos un seguimiento y examen de la Nueva Agenda Urbana a múltiples niveles,  voluntario,  impulsado  por  los  paíse s,  abierto,  inclusivo,  participativo  (…).

167.  En el informe se proporcionará un análisis cualitativo y cuantitativo de los progresos realizados en la aplicación de la Nueva Agenda Urbana y de los objetivos y   metas   convenidos (…). El informe debería incorporar, en la medida de lo posible, las aportaciones de las organizaciones y los procesos multilaterales en los casos que proceda, la sociedad civil (…).

169. (…) estudiaremos la posibilidad de establecer nuevas iniciativas con las que movilizar y generar el apoyo de la sociedad civil, los ciudadanos y los interesados pertinentes.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar











Loading the player...
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.








<< < Octubre/2017 > >>
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 


Brasil . Livro Produção Social da Moradia
Nos últimos dez anos, o Brasil experimentou uma significativa expansão de formas assoc...
Brasil. Lutas pela Reforma Urbana são tema de oficina autogestionada no FST
Fórum de Reforma Urbana realiza oficina no Fórum Social Temático...
Brasil. Fórum Nacional de Reforma Urbana se posiciona contra a reintegração de posse da Vila Soma
NOTA PÚBLICA...
Brasil. Vitória das famílias! Reintegração suspensa, mobilização segue
As famílias da Ocupação Soma comemoram o resultado de sua mobilizaç&atil...
DECLARAÇÃO SOBRE AS MENSAGENS FUNDAMENTAIS PARA A HABITAT III NO DIA MUNDIAL HABITAT 2015
From the Global Platform for the Right to the City...
Brasil. Os Macacos (ou Lêmures) estão por toda a cidade
Artista questionador e provocador. Subtu é um dos grafiteiros mais ativos de São Paulo...
DECLARAÇÃO FINAL – XVIII CÚPULA SOCIAL DO MERCOSUL BRASÍLIA 14, 15 e 16 DE JULHO DE 2015
Expressamos neste documento os consensos alcançados pelas várias organizaç&otil...
Brasil. Cooperativa habitacional do Uruguai é tema de mostra em SP
A PARTIR DE 3 DE JUNHO, O PÚBLICO PODERÁ CONFERIR NO MUSEU DA CASA BRASILEIRA UMA EXPO...
Brasil. JORNADA NACIONAL DE LUTA PELO DIREITO Á MORADIA, POR REFORMA URBANA, PELA FUNCAO SOCIAL DA CIDADE E DA PROPRIEDADE.
...
Brasil. BOLETIM DO FÓRUM NACIONAL DE REFORMA URBANA
BOLETIM DO FÓRUM NACIONAL DE REFORMA URBANA...
Brasil. Famílias que serão removidas por causa de Belo Monte recorrem à defensoria
Mais de 500 famílias de Altamira (PA) que terão de ser deslocadas por causa da constru...
Brasil. Benedito Barbosa recebe Medalha Nacional de Acesso à Justiça, nesta quinta-feira
A cerimônia acontece no dia 18 de dezembro, às 10h, em Brasília, no Salão...
3ª Conferência das Nações Unidas sobre Moradia e Desenvolvimento Urbano Sustentável
Car@a, Nosso país, assim como as demais nações que fazem parte da ONU tem a tar...
“A Política de Moradia é Basicamente de Favorecer o Mercado Privado”: Entrevista com Lorena Zárate, da HIC
Habitat International Coalition (HIC, ou Coalizão Internacional Habitat), é uma a...
Brasil. Juizas/es que recebem auxílio moradia, vão condenar multidões pobres a ficarem sem-teto e sem-terra?
No dia 15 de setembro passado, o Ministro Luiz Fux, do Supremo Tribunal Federal, concedeu “tut...

HIC-AL
Desde 2001, seguindo a proposta dos membros regionais e por decisão do conselho da Coalizão Internacional do Habitat (HIC), trabalha na Cidade do México o Escritório  de Coordenação Regional para América Latina da HIC (HIC-AL).
Ler mais




 
 



El contenido de esta página puede ser reproducido, siempre y cuando se cite la fuente y se envíe copia a HIC-AL (info@hic-al.org - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F.), detallando brevemente la utilización que se le ha dado. Del mismo modo, nosotros citamos las fuentes que proporcionan gran parte de los materiales aquí incluidos. La información es de todos/as y para todos/as. Nos hacemos más fuertes si sabemos de dónde viene y adónde va."

Aviso legal / Legal disclaimer